En el nuevo marco legal de la segunda oportunidad, la liberación de deudas ya no está condicionada por umbrales específicos de deuda o la categorización de las deudas en el concurso. Desde la promulgación de la Ley 16/2022, la exoneración depende de la consideración de buena fe del deudor. A partir de este punto, existen deudas susceptibles de exoneración y otras no.

La claridad en la regulación legal ha mejorado, aunque con matices.

Perímetro de la exoneración: Deudas exonerables y no exonerables

Las deudas exonerables son aquellas que no están enumeradas en el artículo 489 del TRLC. No obstante, profundicemos en ello considerando dos parámetros que ayudarán a una mejor comprensión y a esclarecer ciertos aspectos oscuros.

Parámetro temporal

En la nueva regulación (post Ley 16/2022), la declaración de concurso ya no determina qué créditos son exonerables y cuáles no. Bajo el régimen anterior, los créditos contra la masa no eran exonerables, a diferencia de los concursales. Sin embargo, ahora todos los créditos, incluidos los contra la masa, son exonerables (salvo los del art. 489). Este cambio, aunque responde a una adaptación a la Directiva europea, genera críticas por romper la lógica del sistema y podría dar lugar a situaciones disfuncionales.

Parámetro cualitativo

El artículo 489 del TRLC enumera las deudas que no son objeto de exoneración, como las derivadas de responsabilidad civil por delito, deudas alimenticias, salarios de cierto período, ciertos créditos de derecho público, entre otras. Cualquier crédito no incluido en este listado queda exonerado.

Listado de deudas no exonerables

Existen diversos criterios para determinar las deudas no exonerables, algunas destinadas a proteger al acreedor más débil o por motivos recaudatorios. Entre estas deudas se encuentran las derivadas de responsabilidad civil por delito, deudas alimenticias, salarios correspondientes a los últimos sesenta días de trabajo efectivo antes del concurso, créditos de derecho público, multas impuestas en procesos penales y sanciones administrativas graves, entre otras.

Efectos de la exoneración

Para los créditos que entran en el ámbito de la exoneración, se extinguen por completo, impidiendo a los acreedores tomar medidas para su cobro, salvo la posibilidad de pedir la revocación de la exoneración según lo establecido por ley. Por otro lado, los acreedores con créditos no exonerables conservan sus derechos y pueden emprender acciones legales para su cobro.

Para futuras discusiones, se abordarán los efectos de la exoneración en el cónyuge del deudor exonerado, así como en los codeudores, fiadores o avalistas, y especialmente en las deudas hipotecarias. Se destaca que acciones posteriores a la exoneración son necesarias para su plena efectividad.

5/5 - (1 voto)
Ir al contenido