La Exoneración del Pasivo Insatisfecho (EPI), un mecanismo legal innovador, proporciona la oportunidad de liquidar deudas insostenibles de manera legal y segura. Para acceder a este beneficio, es necesario acogerse a la Ley de la Segunda Oportunidad, una normativa aprobada en 2015 que ha revolucionado la gestión de pasivos financieros.

Con la entrada en vigor de la reforma de la Ley de Segunda Oportunidad en septiembre de 2022, la figura anteriormente conocida como Beneficio de Exoneración del Pasivo Insatisfecho (BEPI) adopta ahora el término más preciso de Exoneración del Pasivo Insatisfecho (EPI). Esta reforma simplifica el proceso y otorga a los deudores la posibilidad de eliminar deudas, evitar el acoso telefónico y liberarse de registros de morosidad.

El procedimiento, modificado por la reforma del 2022, inicia directamente con la solicitud de Exoneración del Pasivo Insatisfecho en el Juzgado de lo Mercantil competente, eliminando la necesidad previa de un acuerdo extrajudicial de pagos.

¿Cómo se Obtiene el EPI?

Existen dos vías para obtener la Exoneración del Pasivo Insatisfecho desde la reforma de 2022.

Exoneración con Plan de Pagos

El deudor cancela parte de sus deudas y se compromete a liquidar el resto mediante un plan de pagos, con duración general de 3 años, ampliable a 5 años en casos especiales.

Esta opción, aunque implica la exoneración parcial de deudas, protege activos importantes como la vivienda habitual o el vehículo, preservando el patrimonio del deudor.

Exoneración con Liquidación de la Masa Activa

El deudor opta por liquidar todo su patrimonio, obteniendo la exoneración total de sus deudas desde el principio. Aunque aparentemente menos ventajosa, puede ser la mejor alternativa en situaciones específicas, como la imposibilidad de pagar una hipoteca.

Requisitos para obtener la Exoneración del Pasivo Insatisfecho

La Ley de Segunda Oportunidad está diseñada para personas físicas, ya sean particulares o autónomos, excluyendo a las empresas. Los requisitos incluyen estar en situación de insolvencia actual o inminente, tener al menos dos acreedores distintos y demostrar buena fe.

Plazos para solicitar la Exoneración del Pasivo Insatisfecho

Los plazos varían según la modalidad de exoneración anterior, con un mínimo de 2 años desde la exoneración definitiva si fue mediante plan de pagos, y 5 años si fue con liquidación de masa activa.

Deudas Exonerables

La mayoría de las deudas son exonerables, salvo algunas excepciones detalladas en el artículo 489 de la Ley Concursal. Entre ellas se encuentran las deudas por responsabilidad civil extracontractual, derivadas de delitos, y las deudas alimenticias.

En Área Jurídica Global te proporcionamos asesoramiento integral para diseñar estrategias personalizadas, asegurando el éxito del proceso.

¿Te gusta Área Jurídica Global?
Ir al contenido