En el actual escenario financiero, cada vez más ciudadanos se ven afectados por las obligaciones mensuales que deben afrontar. Desde la inclusión en registros de morosos como ASNEF hasta la constante presión de empresas, la búsqueda de soluciones para cancelar deudas se vuelve esencial.

Afortunadamente, en España, la Ley de Segunda Oportunidad brinda un marco jurídico para abordar los desafíos económicos. ¿Te has preguntado “en qué consiste esta ley y cómo puedo cancelar mis deudas a través de ella”? Aquí te proporcionamos respuestas claras a tus inquietudes.

Maximiza tus Opciones Legales: Descubre el Procedimiento para Cancelar Deudas bajo la Ley de Segunda Oportunidad en España

La Ley de la Segunda Oportunidad constituye un proceso administrativo que posibilita la cancelación de deudas para personas insolventes, estableciendo requisitos específicos para su aplicación. Este mecanismo, equiparable a la declaración de bancarrota empresarial, permite a particulares, autónomos y empresarios españoles liberarse de compromisos económicos previos a la aprobación de la ley en 2015.

¿Podré cancelar mis deudas mediante esta ley?

La Ley de Segunda Oportunidad abre la puerta para la cancelación de diversas deudas, incluyendo préstamos bancarios, hipotecas, deudas con entidades públicas y tarjetas de crédito. Es crucial reconocer que no se puede otorgar preferencia a ciertos tipos de deudas sobre otros; todas deben abordarse de manera integral. Las deudas se clasifican en tres tipos: privilegiado, ordinario y subordinado, determinando el tratamiento en el proceso de cancelación.

¿Se pueden cancelar las deudas de forma permanente con la Ley de Segunda Oportunidad?

La Ley de Segunda Oportunidad ofrece la posibilidad de cancelar las deudas de manera provisional durante cinco años después de llegar a un acuerdo judicial o extrajudicial. Posteriormente, si los acreedores no demuestran mala fe o engaño, las deudas se eliminan de forma definitiva, brindando un cierre definitivo a los problemas económicos.

Requisitos para Acogerse a la Ley de Segunda Oportunidad

Cualquier individuo, ya sea particular, autónomo o empresario, puede aprovechar la Ley de Segunda Oportunidad para cancelar deudas. Para acceder a este procedimiento, es fundamental cumplir con los siguientes requisitos:

  • Insolvencia comprobada
  • Deudas de al menos dos acreedores diferentes
  • Deuda total no superior a 5 millones de euros
  • No haber utilizado este procedimiento en los últimos 10 años
  • No haber rechazado ofertas de trabajo en los últimos 4 años
  • Ausencia de sentencias por delitos específicos en los últimos 10 años
  • Mantener una posición deudora de buena fe, demostrada ante el juez y el mediador social

El proceso para cancelar deudas mediante la Ley de Segunda Oportunidad se inicia presentando el expediente ante notario, registro mercantil o cámara de comercio. En Área Jurídica Global, un mediador concursal supervisará todo el proceso, desde la reducción inicial de deudas hasta la posible cancelación total en fases posteriores, garantizando un enfoque legal y estructurado.

Si tienes preguntas y quieres conocer más sobre la Ley de la Segunda Oportunidad, te invitamos a que leas nuestro artículo “10 mitos sobre la Ley de la Segunda Oportunidad”.

5/5 - (1 voto)
Ir al contenido