¿Qué es la nueva Ley de insolvencia y reemprendimiento (Ley de quiebra)?

La nueva Ley de insolvencia y reemprendimiento o más conocida como Ley de quiebra, entró en vigor en el año 2014 con objeto de substituir a la Ley de Quiebra que regia hasta dicho año.

Esta nueva Ley de quiebra o también llamada Ley 20.720, tiene como propósito que tanto personas físicas como jurídicas (empresas) que tengan deudas, puedan beneficiarse de esta ley declarándose en quiebra para poder librarse de sus deudas para siempre.

¿Cuáles son los principales beneficios de la Ley de quiebra?

De todas las cláusulas que recoge esta ley podemos destacar una serie de beneficios clave para acogerte a ella:

  • La nueva Ley contempla que si te encuentras entrampado por invertir en subastas de Sistema de Divisas de Tipo de Cambio Complementario Flotante de Mercado tales como DICOM, puedes recurrir a la quiebra y salir de tu deuda.
  • Dicha Ley ofrece al deudor facilidades de pago adaptadas a su situación, con la posibilidad de renegociar los plazos de la deuda e incluso pudiendo llegar al perdón de los intereses de la misma.
  • Si decides amparate ante la nueva Ley de quiebra tendrás tu deuda congelada durante todo el proceso, de tal forma que desde que éste empiece hasta que acabe, las empresas no podrán modificar las cláusulas de tu contrato, ni embargarte
  • Esta nueva ley va enfocada a ayudar a salir de deudas a las personas físicas y jurídicas de una forma rápida para que puedan comenzar de nuevo con su vida económica y empresarial. De este modo, el proceso de renegociación y/o anulación de deudas de las personas físicas deberá tener una duración de unos 4 meses, y las personas jurídicas o empresas una duración máxima de 12 meses. De esta forma se disminuye los plazos del proceso que antes duraban más de 2 años.
  • En el momento en el que un juez dictamina la liquidación de las deudas de una persona física o jurídica éstos quedan libres de deudas, independientemente de si han pagado todas las deudas o no. Esta nueva cláusula permite que el empresario pueda volver a reiniciar su proceso de emprediduría inmediatamente después de haber terminado el proceso de liquidación de sus deudas.

Estas son las nuevas condiciones de la Ley de quiebra, una opción interesante si te encuentras endeudado ya que ahora se encuentra enfocada a ayudar a las personas y empresas a salir de sus deudas para que puedan resurgir rápidamente y seguir con su actividad económica y empresarial anterior.

La ayuda de un abogado es esencial para sacar el máximo éxito de tu problema financiero.