Ejecución Hipotecaria

La mala conducta bancaria y la inclusión de cláusulas abusivas en los préstamos hipotecarios han resultado en que, en numerosas ocasiones, los deudores hipotecarios no puedan cumplir con sus obligaciones financieras, derivando en un procedimiento de ejecución hipotecaria que puede resultar en la pérdida de la residencia del deudor. Esto puede deberse a un asesoramiento deficiente por parte de la entidad bancaria al otorgar el préstamo hipotecario o a cambios en las circunstancias económicas del deudor.

Este escenario ha dado lugar a una gran cantidad de procedimientos de ejecución hipotecaria que, en última instancia, pueden culminar en subastas. Por lo tanto, es aconsejable identificar y cuestionar cláusulas abusivas, como la titulización del préstamo (que implica la transferencia de la deuda a un tercero, dejando a la entidad sin legitimidad para iniciar la ejecución hipotecaria), cláusulas de vencimiento anticipado, garantías personales excesivas, tasas de interés injustas o comisiones desproporcionadas, entre otras cláusulas consideradas abusivas por la jurisprudencia.

Hasta 2008, las instituciones financieras autorizaban masivamente préstamos hipotecarios de manera inapropiada. Los bancos y las cajas de ahorro no aplicaban correctamente las leyes hipotecarias, otorgando préstamos hipotecarios significativos a consumidores con ingresos bajos, incluyendo cláusulas abusivas que resultaban en la incapacidad de hacer frente a los pagos mensuales.

Hoy en día, las consecuencias de esta mala práctica bancaria se traducen en miles de préstamos impagados, ejecuciones hipotecarias y familias al borde del desahucio.

Antes de iniciar una demanda de ejecución hipotecaria, la entidad bancaria debe enviar al deudor una reclamación extrajudicial para intentar llegar a un acuerdo. Esta fase es crucial para negociar con el banco, ya que la negociación extrajudicial es generalmente más rápida que el proceso judicial y es un requisito legal que, de no cumplirse, podría invalidar el proceso judicial posteriormente.

Procedimiento de Ejecución Hipotecaria

La ejecución hipotecaria es un procedimiento específico según la Ley de Enjuiciamiento Civil que permite al acreedor dar por vencido el préstamo y tomar posesión del bien hipotecado. Antes de iniciar este proceso, la entidad bancaria debe enviar una reclamación extrajudicial al deudor. Después de esto, el préstamo se da por vencido mediante notificación.

Una vez vencido el préstamo, el acreedor prepara un informe de saldo adeudado que se presenta con la demanda de ejecución. El deudor tiene diez días hábiles para oponerse a la ejecución y argumentar motivos legales, como cláusulas abusivas en el préstamo.

La oposición fundamentada puede suspender la ejecución hipotecaria.

Subasta y Desahucio

Si la ejecución hipotecaria no se suspende, se procede con la subasta del inmueble. Los ocupantes tienen la oportunidad de presentar alegaciones durante este proceso.

Si la subasta no atrae ofertas suficientes, el banco o el comprador de la deuda puede adjudicarse la propiedad por un porcentaje del valor de tasación.

Es importante que los deudores busquen asesoramiento legal para proteger sus derechos y evitar la pérdida de su vivienda en estos procedimientos.

Suspensión de Ejecuciones Hipotecarias

Muchas ejecuciones hipotecarias pueden suspenderse por motivos legales, como cláusulas abusivas en los préstamos hipotecarios que no fueron informadas ni explicadas correctamente a los consumidores.

La falta de información también afecta a los avalistas, quienes pueden no comprender plenamente sus obligaciones al firmar como garantes.

Algunos ejemplos de cláusulas abusivas incluyen opciones de divisas, límites mínimos de interés, comisiones excesivas, índices IRPH, y cláusulas de vencimiento anticipado.

Para las empresas, se aplican leyes específicas en caso de ejecuciones hipotecarias que no están relacionadas con viviendas.

 Si te ha llegado una notificación de ejecución hipotecaria y quieres saber cómo suspenderla, agenda una llamada con nosotros y te ayudaremos en todo el procedimiento.

5/5 - (1 vote)
Skip to content